Maria-Pia Negro Chin

Maria-Pia Negro Chin

La serie original de Netflix “13 Reasons Why” ha recibido elogios por abordar temas que enfrentan adolescentes, como la violencia sexual y la intimidación o “bullying”, pero algunos profesionales de la salud mental afirman que el programa enaltece la idea de suicidio y podría llevar a los adolescentes a pensar que el suicidio es la única respuesta a experiencias traumáticas y dolorosas.

En cambio, dicen los defensores de la prevención del suicidio, la serie debería haber enviado el mensaje de que hay otras opciones para encontrar ayuda y sanación.

El Washington Post informó de un aumento del comportamiento auto-perjudicial entre los adolescentes y los niños que ven la serie. Esto es preocupante ya que el porcentaje de niños y adolescentes estadounidenses hospitalizados por pensamientos y acciones suicidas se duplicó de 2008 a 2015. En todo el mundo, el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años.

Basada en una novela publicada en el 2007, la serie de Netflix muestra la historia de una estudiante de secundaria que muere por suicidio, pero antes de quitarse la vida, deja 13 casetes para las personas que ella dice que fueron los causantes de su muerte. (Advertencia: La serie presenta escenas de agresión sexual, acoso cibernético y una representación gráfica del suicidio.)

La serie no menciona que el 90 por ciento de todos los suicidios son cometidos por personas que experimentan enfermedades mentales diagnosticables y tratables, que requieren ayuda profesional. Los expertos en prevención del suicidio dicen que la mayoría de los individuos suicidas quieren vivir; son simplemente incapaces de ver alternativas a sus problemas en ese momento. Es por eso que la prevención del suicidio es tan importante.

En un video sobre “13 Reasons Why”, Roy Petitfils, un consejero licenciado de Louisiana, le dijo a los adolescentes que “hay una vida después de la escuela secundaria, una vida después de un episodio depresivo, o después de que alguien haga algo horrible con ustedes. … El trauma es real pero no tiene que ser el final del camino”.

“Si estás experimentando ansiedad severa o depresión y pensamientos de suicidio, por favor comuníquese con su párroco, sacerdote, ministro de la juventud, su maestro, sus padres”, dijo Petitfils. “Y no te detengas con una sola persona. … Pregunta hasta obtener la ayuda que necesitas”.

Algunos signos de advertencia incluyen depresión severa, retraimiento social, comentarios acerca de sentir un dolor desesperado o insoportable, aumento en el consumo de alcohol o drogas, amenazas suicidas o cambios repentinos en el comportamiento o el estado de ánimo.

Los individuos necesitan ayuda inmediata si empiezan a decirle adiós a sus amigos o regalar posesiones, si se infligen daño a sí mismo, cambian repentinamente de la desesperación a la calma, o están planeando adquirir un arma de fuego o muchos medicamentos.

Nunca ignore las señales o mantenga los pensamientos suicidas de un amigo en secreto. Si usted piensa que un amigo o un ser querido está luchando con pensamientos suicidas, ayúdelos; si usted piensa que están en peligro inminente, no los deje solos, llame al 911 o a su línea local de prevención del suicidio.

La Asociación Nacional de Psicólogos Escolares enfatiza que hablar con alguien acerca del suicidio no pone ideas en su cabeza, sino que discutir el tema abiertamente crea la oportunidad de ofrecer ayuda. Escuchar, hablar y actuar para proporcionar apoyo y ayuda a quienes lo necesitan puede ayudar a prevenir el suicidio y salvar vidas.

“Todos los días me siento con adolescentes que están muy agradecidos de que pidieron ayuda para uno de sus amigos, pidieron ayuda para sí mismos o alguien pidió ayuda para ellos y finalmente obtuvieron la ayuda que necesitan”, dijo Petitfils.

LifeTeen, un ministerio juvenil internacional, respondió a la serie, animando a las personas que se sienten desesperadas a recordar que “hay esperanza y curación en el mañana”.

“Te conviertes en un héroe cuando confías en que tu vida vale la pena y eres lo suficientemente valiente como para pedir ayuda, incluso cuando te sientes como si no”, dijo Leah Murphy, de LifeTeen. “Todo ser humano está lleno de infinito valor y es amado por un Dios infinito que quiere que todos experimentemos la plenitud de la vida”.

El suicidio nunca es la solución. Es una decisión irreversible para un problema temporal. Con el apoyo de otras personas, se pueden superar sentimientos o situaciones que pueden parecer imposibles de manejar.

Puede ser difícil ver esto a través del dolor y el dolor, pero usted importa y su vida vale más que cualquier situación con la que está luchando ahora.

***

Si usted, o alguien que conoce está pasando tiene pensamientos suicidas, contacte a un adulto en el que confíe o llame a la línea nacional de prevención del suicidio a 800-273-8255 o mande un texto a 741741 para consejería confidencial e inmediata 24/7.